IPL, luz pulsada intensa, es una máquina que emite luz blanca en pulsos que logran aclarar manchas, y disminuir rojeces.
Empareja y unifica el color de la piel y con las sucesivas sesiones estimula la síntesis de colágeno y elastina por lo tanto tensa y mejora el aspecto de la piel en general.
Rejuvenece en general, de elección en embarazadas, madres que dan el pecho y alérgicos que no se pueden realizar otras técnicas; tratamiento de manchas o rosácea.
Es recomendada una aplicación mensual y aproximadamente seis sesiones.