Las enzimas son proteínas que realizan determinadas funciones en el cuerpo. Las que utilizamos en estética son: Colagenasa, que degrada el colágeno viejo y estimula la producción de nuevo; Hialuronidasa, que degrada al ácido hialurónico generando drenaje linfático de la celulitis o corrige aplicaciones exageradas de rellenos de ácido hialurónico; y Lipasa se ocupa de degradar la grasa.

El tratamiento con enzimas permite reducir y a la vez que tensa la piel y la drena.

Es una herramienta muy útil para reducir grasa localizada como abdomen, flancos, espalda, pantalón de montar, brazos, bolsas palpebrales y papada sin recurrir a la cirugía.

La cantidad de sesiones varía persona a persona y se pueden combinar con otros tratamientos para mejorar los resultados.