La BIOESTIMULACIÓN, como el término indica, es el estímulo para que la piel produzca colágeno y elastina.
Los distintos tratamientos de bioestimulación permiten que la piel conserve sus características jóvenes incluso a través de los años, de una manera muy natural, sin modificar los rasgos. Logran que la piel se mantenga juvenil, lozana, hidratada.
En la actualidad, existen diversos tratamientos de Bioestimulación. Cada uno tiene alguna ventaja sobre los otros, y se elige cuál realizar a cada persona según las características del paciente.

PLASMA RICO EN PLAQUETAS:

Además de generar aumento de colágeno en la piel, tiene un gran efecto antiinflamatorio, por lo tanto es ideal para los pacientes con rosácea.

HILOS DE POLIDIOXANONA:

Generan colágeno y elastina, y tienen un efecto muy bueno en el relleno de algunas arrugas más profundas y relleno de surcos.

HIDROXIAPATITA DE CALCIO (Nuit/Radiesse):

Además de aumentar la cantidad de colágeno por debajo de la piel, genera un gran aumento de elastina (más que en los otros tratamientos), por lo que genera un gran efecto tensor.

ACIDO POLI L LÁCTICO (Sculptra):

Además del estímulo de colágeno y elastina, genera un estímulo en la síntesis ósea en aquellos lugares donde se lo aplica. Esto hace que se proyecte el hueso en aquellas zonas del rostro donde se va reabsorbiendo con el paso de los años.

PROFHILO:

Contiene una de los concentraciones más altas de ácido hialurónico y ofrece una eficacia prolongada sin la adición de agentes químicos reticulantes. Aumenta la producción de ácido hialurónico endógeno y de elastina.

Es importante destacar que cualquiera de estos tratamientos se puede combinar con otros (toxina botulínica, rellenos de ácido hialurónico, etc), de acuerdo a las necesidades de cada paciente.
Por último, algo que es fundamental tener en cuenta:
Es imposible que el organismo produzca colágeno, elastina y se hidrate si el paciente no tiene una alimentación, una hidratación y una suplementación adecuada con vitaminas, minerales y antioxidantes. Además de tener las horas de sueño necesarias y realizar actividad física.
¡Para estar bello por fuera hay que estar muy bien por dentro!