Calvicie o Alopecia masculina

Es una condición genética causada por la sensibilidad a la testosterona del cuero cabelludo. Recrudece con los años y el estrés. En general no requiere exámenes complementarios y se trata con inhibidores de testosterona en cuero cabelludo vía mesoterapia y con factores de crecimiento vía plasma rico en plaquetas. Cuanto más temprano sea el tratamiento o sea cuanto más incipiente sea la calvicie se obtienen mejores resultados.

Calvicie o Alopecia 

Esta condición se debe a trastornos hormonales, déficit nutricional, estrés o por herencia. El tratamiento se realiza (previos estudios de sangre para descartar disfunciones hormonales) con mesoterapia y plasma rico en plaquetas. Si existen anomalías hormonales se deriva a endocrinólogo.

Arrugas de expresión dinámicas y estáticas

Las arrugas dinámicas son las que se producen con la gesticulación. Son las primeras en aparecer entre la segunda y la tercera década de vida. Si se perpetúan dan lugar a las arrugas estáticas que son las arrugas por gesticular que ya están marcadas sin siquiera realizar el gesto que las provocó. Ej: patas de gallo.
Las arrugas dinámicas se tratan con bajas dosis de toxina botulínica para evitar que se instalen arrugas estáticas. Si ya están instaladas deben sumarse técnicas de relleno y rejuvenecimiento y tensado cutáneo como mesoterapia, peelings, skinboosters, PRP, Dermapen, carboxiterapia, radiofrecuencia, IPL, láseres, etc.

Surcos y falta de volumen

Los surcos son depresiones más profundas que la arrugas y pueden estar producidos por arrugas dinámicas muy profundas (ej entrecejo) o por flacidez y pérdida del volumen y la arquitectura facial (ej surco nasogeniano o surco de marioneta). Estos últimos deben ser tratados con técnicas de volumetría facial con rellenos y tensado de la piel con hilos, PRP, Dermapen, radiofrecuencia, láseres, etc. Si el exceso de piel es muy importante se deriva al paciente con un cirujano plástico para evaluar eventual lifting.

Rinomodelación

Consiste en modificar la apariencia de la nariz con rellenos. Se pueden disimular sobrehuesos, afinar perfil y parar la punta para dar aspecto más refinado.

Modelado de labios

A través de rellenos de consigue brindarle o devolverle a los labios turgencia y forma siempre en armonía con el rostro y con resultados naturales.

Modelado de mentón

Un mentón en equilibrio y armonía con el rostro es sinónimo de belleza. Si el paciente presenta un mentón más pequeño o retraído de lo que las proporciones faciales indican se lo puede tratar con rellenos.

Reducción de Doble mentón o papada

A través de diferentes técnicas que reducen el tejido adiposo localizado podemos tratar este inesteticismo tan común en las  personas. El objetivo es reducir la adiposidad localizada y tensar la piel.

Flacidez cutánea

Es causada por el envejecimiento de la piel, por factores genéticos, por déficit alimentarios y malos hábitos. Aparece en general a mediana edad y se percibe como un reblandecimiento de la piel y los tejidos subyacentes. El tratamiento consiste en mejorar los hábitos del paciente, administrarle si necesitara suplementos dietarios, realizar técnicas que aumenten el colágeno en la dermis como PRP, Dermapen, radiofrecuencia, mesoterapia, enzimas, carboxiterapia, IPL, láseres, hilos PDO, etc.

Rejuvenecimiento de cuello

El cuello es una zona a la cual hay que brindarle los mismos cuidados que al rostro. Un cuello tenso es sinónimo de juventud. Se tratan con técnicas de tensado para esta área: PRP, Skinboosters, mesoterapia, enzimas, carboxiterapia, radiofrecuencia, etc.

Bolsas palpebrales

Las bolsas palpebrales son acúmulos de grasa por debajo del párpado inferior. Esta grasa tiende a edematizarse ya que tiene muy pobre drenaje linfático. Pueden ser síntoma de trastornos metabólicos o pueden ser hereditarias. Dan al rostro aspecto de cansancio y vejez. Se pueden tratar de manera quirúrgica o a través de varias sesiones de enzimas.

Fotoenvejecimiento

Es el daño que produjo con el tiempo el sol en la piel. Suele presentarse en zonas expuestas como rostro, pecho y dorso de manos. Se observa como una piel opaca, arrugada y manchada o enrojecida. El tratamiento consiste en la foto protección a través de protectores solares de alto factor de protección solar durante todo el año, suplementos vitamínicos, técnicas de recambio cutáneo como peelings, técnicas orientadas a aclarar la piel y homogeneizar el tono como peelings, IPL, láseres, Dermapen, mesoterapia con despigmentantes, etc.

Relajación de músculos hipertónicos

Hay personas que presentan algunos músculos faciales de la mímica, de la masticación o del cuello con un tono o contracción mayor al habitual. Si llegaran a ser molestos por cuestiones estéticas (expresión de enojo, arrugas prematuras, etc) o médicas (bruxismo, blefaroespasmo, hemiespasmo facial) pueden mejorar notablemente con la colocación de toxina botulínica. Es un tratamiento seguro y efectivo que brinda la posibilidad de mejorar el aspecto de una patología o cambiar una expresión facial preocupada o triste cuando ésta no refleja el verdadero estado de ánimo de la persona.

Restauración, reestructuración de óvalo facial

En el proceso de envejecimiento el rostro va cambiando de un óvalo hacia un rectángulo. Esto de ve determinado por varios fenómenos: reabsorción ósea, disminución de algunas zonas de grasa subcutánea y aumento de otras, disminución del tono de algunos músculos y aumento de otros. Hoy en día tenemos herramientas mínimamente invasivas para ir subsanando estos cambios y acompañar a los pacientes en un camino de envejecimiento fisiológico en el que se sientan cómodos y plenos. Las técnicas que vamos utilizando dependen de cada caso en particular pero principalmente van en la línea de devolver volumen a través de rellenos, relajar músculos hipertónicos con toxina botulínica y mejorar la calidad de la piel a través de plasma rico en plaquetas (PRP), Dermapen, hilos PDO, enzimas, mesoterapia, peelings, radiofrecuencia, láseres, luz pulsada intensa (IPL), carboxiterapia, etc.

Aspecto y tono puntual de la piel

Con respecto a las condiciones del tono más frecuentes en la consulta estética ya se ha hablado del fotoenvejecimiento. Quedan por mencionar como las otras dos grandes entidades la rosácea y el melasma. Ambas son condiciones crónicas con las cuales los pacientes deben aprender a convivir sin que esto signifique resignar aproximarse a tener una piel de aspecto sano. La rosácea es una condición en la que la piel luce enrojecida principalmente en las mejillas, nariz, frente y mentón. Puede también tener aspecto de acné. Hasta el momento se desconocen sus causas. Como tratamientos principales se encuentran el PRP y la luz pulsada, además de cambios de hábitos como el cese del tabaquismo. El melasma se presenta como manchas de tono oscuro que se ubican principalmente en la zona alta de las mejillas y pueden responder a cambios hormonales. Se tratan con técnicas de despigmentación y bloqueo solar durante todo el año.