Este tratamiento de avanzada aplica de microdisparos de energía muy precisos que en contacto con la superficie, incide sobre los componentes de la epidermis; sublimándolos.

Como resultado, altera la estructura de la piel sobre la que actúa, produciendo una contracción directa.

Excelentes resultados en la zona periocular o párpados, donde la piel es muy fina y muy afectada con el paso del tiempo; y es  una de las zonas más difíciles de tratar:

  • Bolsas debajo de los ojos
  • Ojeras
  • Pequeñas arrugas parpebrales
  • Cuello

Resultados duraderos con una aplicación.