Es un gel que se presenta con diversas viscosidades y asociados o no a otros productos que mejoran su efecto o duración. Cumple la función de aumentar el volumen del tejido donde se aplica y también mejora la hidratación de la zona porque atrae agua. La cantidad de aplicaciones que un paciente requiere y su duración varían persona a persona. Por lo tanto es fundamental una entrevista previa para conocer los alcances del tratamiento. Estos geles se colocan con finas cánulas y al estar combinados con un anestésico su colocación es muy poco incómoda.